Platos de ducha: lo que debes conocer. Tener una excelente ducha, es algo esencial en un baño, por ello, debemos estar atentos a todos los detalles que necesita para convertirlo en un sitio ideal. Este espacio tiene mucha importancia, para favorecer la salud, evitar enfermedades y lograr momentos de relajación.

Existen muchos modelos de platos para duchas, las hay para todos los gustos y estilos, te recomendamos escoger la que se adapte bien a tu decoración, necesidades y características.

A continuación, te mostraremos todo lo que necesitas saber de estos accesorios y así logres disfrutar de un espacio maravilloso.

Qué es un plato de ducha

Es una placa que se coloca sobre el suelo del baño y sirve para ducharse con seguridad e higiene. Se coloca directamente al desagüe y aísla el espacio ante posibles filtraciones de agua.

Tiene varias presentaciones, materiales y tamaños. Se adecúan a las diferentes superficies y satisfacen el gusto del cliente, además son muy prácticas, higiénicas y seguras.

Platos de ducha: lo que debes conocer
Platos de ducha: lo que debes conocer

Tipos y características: platos de ducha

Los platos de ducha, se componen de diversos materiales y cada día los hacen con mucha más tecnología, para lograr que sean más seguros y confiables. Todos cumplen funciones muy importantes, como aislantes, elementos decorativos, para asegurar el espacio de ducha y su acceso.

Resulta complicado escogerlos, por la gran variedad de tipos y además, por sus características, lo que los hace únicos. Enseguida te presentamos lo que necesitas conocer.

De acero esmaltado

La calidad que tienen estos platos, se logra a partir de un baño de porcelana para esmaltar que se coloca sobre la superficie. A partir de esta tecnología, logras un material con una resistencia baja a los impactos y difícil de rayar.

Otra interesante característica es que proporciona gran higiene, debido a que no es porosa y por consiguiente es muy impermeable. Pero se debe conocer, que puede presentar oxidación, si entra en contacto con una fuga de agua o con vapor.

Para evitar este deterioro, se recomienda colocar una capa de epoxi durante su colocación, para que quede protegido. Otra característica que distingue a este material, es su esmaltado, que evita el ruido del agua al caer sobre la superficie.

De cerámica

Este tipo de plato se obtiene a partir de una mezcla de cuarzo, caolín y feldespato, que se someten a un tratamiento de vitrificado. Sus medidas son estándar, de 70, 80 0 90 cm de ancho, por ello, se adaptan fácilmente a los distintos espacios.

Su resistencia es muy alta, esto le otorga bajo aguante a los impactos. Por otra parte, su material es difícil de rayar debido a su composición, además, su poro es cerrado, esto le da unas propiedades excelentes para garantizar la higiene, evitar hongos y bacterias.

De resina

La fabricación de estos platos se logra a partir de varias resinas, es decir cargas minerales coloreadas en masa. A la última capa se le agrega gel coat, para lograr una excelente calidad sanitaria, y además un acabado natural.

El gel coat, contiene poliéster, elemento protector que le aporta durabilidad y resistencia. De esta manera, los platos pueden resistir a los agentes medioambientales sin que se degraden y algo muy apropiado es que son antideslizantes, para evitar posibles caídas.

Acrílicos

Están fabricados por una placa acrílica modelada en vacío y reforzado con fibra de vidrio y poliéster. Sus presentaciones son muy diversas, vienen en gran cantidad de tonos y texturas.

En cuanto a su resistencia, poseen una estructura muy duradera y bastante buena. Su riesgo a rayarse es medio, pudiendo aparecer con mayor posibilidad en la última capa del compuesto, pero este se podría recuperar al inyectarle acrílico líquido.

Entre las desventajas que presenta esta superficie se encuentra su sensibilidad a los solventes químicos y su espesor fino, lo que puede dar sensación de inestabilidad, según el área dónde se ubique.

Mantenimiento

Los materiales empleados para su producción, permiten su mantenimiento de una manera sencilla y cómoda, sin realizar grandes esfuerzos. Esta característica es otra de las muchas ventajas que poseen y por lo que se convierten en elementos funcionales muy demandados.

Platos de ducha: lo que debes conocer

Platos de ducha: ¿Por qué se recomienda comprarlos?

Estas láminas realizadas en diferentes materiales, tienen un diseño muy práctico. Además, ofrecen un estilo cómodo, moderno y elegante, generan espacio en las distintas áreas del baño y son muy higiénicas, evitan bacterias y hongos.

Puedes seleccionar cualquier color, textura o tamaño y su versatilidad logrará crear un ambiente extraordinario, donde podrás colocar muebles, estanterías y armarios en un ambiente de gran armonía.

Te hemos presentado todo lo que debes saber de los platos de ducha, así será más fácil poder escoger el que se adapte mejor al espacio de tu baño. Ahora debes analizar cada uno de los tipos y sus propiedades para realizar una buena elección.

 

 

 

Por Ana

Un comentario en «Platos de ducha: lo que debes conocer»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies