la cerámica

La cerámica y su historia. A partir de este arte milenario, se han obtenido distintos objetos fabricados con el uso de la arcilla. Este material que sirve para obtener los distintos objetos procede de una roca sedimentaria.

La cerámica está ligada a la evolución y desarrollo de la humanidad y ha aportado datos valiosos que permiten conocer las distintas culturas: su grado de civilización, costumbres, religión, economía, contactos comerciales, entre otros datos.

Como el título del artículo lo señala, Historia de la cerámica. Daremos un recorrido por los distintos aspectos de la cerámica y su importancia a través de los tiempos.

Procedencia del término “cerámica”

Procede del griego antiguo κεραμική (keramik). Se relaciona con la forma femenina de κεραμικός (keramikós) «sustancia quemada». Esta palabra hacía referencia al barrio de los alfareros que existía en la antigua Atenas.

La cerámica y sus distintas características

Los materiales cerámicos suelen presentar una combinación de enlaces, llamados iónicos. Que son aquellos que tienen lugar entre un metal y un no metal, a partir de las cargas opuestas. O covalentes cuando se produce el enlace entre dos no metales y se produce un intercambio de átomos.

Estos enlaces son los encargados de producir: una alta elasticidad y dureza, puntos de fusión altos, resistencia al desgaste, conductividad eléctrica, expansión térmica alta, dureza muy alta y buena resistencia química.

La historia temprana: origen de la cerámica

La primera noticia que se tiene acerca del origen de la cerámica es durante el Neolítico. Alrededor del 12000 a.C. caracterizada por ser muy artesanal y rudimentaria. De este temprano origen se destaca la Venus de Willendorf.

La cerámica durante la Edad de los Metales

Se ha podido obtener de este período, cuencos, ollas ovoides y acampanadas. La temática de su decoración se relacionaba con: elementos vegetales geométricos, huellas dactilares, formas de pájaros. Entre las regiones donde predominaba este tipo de cerámica, se encuentra: Asia Menor, Mesopotamia y Europa Central.

Egipto y su fabricación de piezas en arcilla

Se conoce que en el antiguo reino egipcio de Tebas y Beni-Hassan. Existía la fabricación de cerámica, presente entre las dinastías IV y V (2600-2350 a.C.).

Los datos que se conocen de este arte, proviene de las distintas tumbas que se han descubierto. Tenían como costumbre funeraria enterrar a sus muertos con las pertenencias obtenidas en este mundo: jarrones, copas, platos, collares y ropa. Sus objetos de cerámica, contaban con una técnica más elaborada, incluían piezas vidriadas en verde y azul.

La cerámica en Mesopotamia

Se destaca esta cerámica por la construcción de vasijas. Pero a su vez se tienen evidencias de producción de ladrillos. Utilizados para la construcción de edificaciones religiosas y civiles.

A veces estos ladrillos se decoraban con una pasta silícea coloreada que producía un vidriado vítreo. Se tienen pruebas de la existencia en este periodo del torno de alfarero. Sus decoraciones muestran elementos ornamentales, formas geométricas con colores pardos sobre fondo blanco.

la cerámica

Grecia y sus prolíficas piezas

La producción cerámica de Grecia, destacó por sus llamativos colores y figuras. Su más alta expresión se distingue en el siglo V, donde destacan figuras rojas o terracotas sobre un fondo negro.

Esta decoración la obtenían a partir de la aplicación de una pasta coloreada sobre la pieza, durante el proceso de secado. Para obtener las figuras, se ayudaban de un punzón para dejar al descubierto la arcilla original de color terracota o rojo.

Entre sus prolíficas piezas se encuentran: ánfora, peliké, hydrya, krátera, kyatos, skyphos

Roma: Uso práctico de la cerámica

Los romanos se especializaron en tener una técnica perfecta y práctica, antes que decorativa. Las formas más comunes son los vasos, las ollas con tapa, los cuencos, los faroles. La más destacada es el ánfora larga, delgada y de cuello alto, con la parte superior puntiaguda y dos asas laterales.

Características más notables de la cerámica Árabe

Su arte cerámico destaca por un brillo metálico. Este se obtiene de una mezcla de químicos que le dan esta característica. Como el azufre, plata, óxido de hierro, sulfato de cobre, cinabrio.

Sus objetos son muy sencillos basado en diseños geométricos. Los colores predominantes, marrón, púrpura, obtenidos del óxido de manganeso, y el verde, obtenido del óxido de cobre.

Noticias más antiguas de la cerámica en China

Corresponden al periodo comprendido entre el 618 y el 906. Representado por figurillas de una pasta porosa y compacta, coloreada y recubierta de un esmalte en colores verdes y azules turquesas. Durante la dinastía Sung se basó la cerámica en la naturaleza del cuerpo y en los esmaltes vítreos.

Durante el reinado de Qin Shi Huang en el año 256 a.C.  Se construyeron los Guerreros de Xi’an (Sian). Con la dinastía Yuan, la cerámica floreció, en el campo de la decoración: peonías, crisantemos, dragones, pájaros, nubes.

Con la dinastía Ming (siglos XIV-XVII) se utilizó y desarrollaron diseños en porcelana blanca. Durante la Dinastía Chiang se generalizó el uso de la figura humana.

Europa: nueva visión

En el siglo XVIII, se descubre un material extraordinario, el caolín. Dela mano de F. Böttger. Tras el descubrimiento de la porcelana en Europa, se produjeron todo tipo de figuras, jarrones y adornos. Este siglo fue apodado el «siglo de la porcelana».

Por Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies