Colores que combinan con gris. Estás pensando en decoraciones y en tu paleta de colores favoritos está el gris, o simplemente quieres buscar un tono neutro que armonice a la perfección con otros elementos textiles, mobiliarios o materiales. En estas líneas encontrarás una guía para combinar el gris y los colores con los que puede armonizar.

Existe un sinfín de tonalidades de grises medias, claras, oscuras, producto de tratamiento de los materiales para obtener grises texturizados, satinados, vintage, ahumado o entre tantas otras. Lo importante es tener en cuenta la variedad para que puedas seleccionar la que mejor se ajuste a tus necesidades o a las del espacio.

Colores que combinan con gris
Colores que combinan con gris

Gris y el rosa

Cualquier tonalidad de gris, combina perfectamente con el rosa. Este le permite al rosa ser protagonista y armonizar con otras tonalidades, apartando premisa que es un color cursi. Lo importante es añadir texturas  para que la combinación no sea monótona. Recuerda que el color se comporta diferente en las superficies que se emplee. Los matices de los tapices, las paredes y el mobiliario se conjugan en armonía con la calidez de la luz.

Gris y el naranja

La calidez del color naranja vibra e ilumina en compañía de cualquier tono de gris. Hace que los espacios sean más agradables, en los zapatos deportivos, es versátil porque puede integrar otras tonalidades en la ropa. En el diseño de piezas gráficas, permite equilibrar los puntos de tensión. Esta combinación es ideal en cualquiera de las texturas y gamas que se desee utilizar.

Gris y el blanco

Seguramente has escuchado que el gris y el blanco no combinan, que es una mezcla aburrida y monótona. Pero no es así, pueden crear una equilibrada y neutral armonía mientras hacen los espacios más limpios, amplios e iluminados. Es ideal para cualquier decoración  con estilos nórdicos, o ingleses, caracterizado el minimalismo.

Gris y el cobre

Esta es una combinación muy versátil y vanguardista. En la decoración de espacios el estilo industrial, marca la tendencia, permitiendo ver el gris del cemento y decorado con detalles de cobre que le dan un punto de equilibrio muy sobrio y delicado. Cualquiera sean los tonos de gris, siempre van a armonizar con el brillo y la sutileza del cobre.

Gris y negro

La combinación entre gris y negro es una combinación clásica, siempre y en todo momento, esta es una combinación perfecta. El gris sede  protagonismo a la profundidad del negro, para lograr espacios íntimos y elegantes cuando se incorpora el dorado, detalles metálicos y se mezclan textiles en el mobiliario que decora el lugar.

Gris y turquesa

El turquesa es un bello color que transmite alegría y te mantiene en contacto con el paisaje del mediterráneo. Este color junto al gris hacen de los espacios lugares muy cálidos y armónicos. El gris permite amplitud y libertad mientras que el turquesa es ese tono vibrante en que centras la atención.

Gris y verde

La naturaleza evidencia que el gris y el verde son colores que combinen. Las rocosas montañas cubiertas de grama es el menor ejemplo de esta combinación. Sin embargo, existen tonalidades que logran la alegría o la sobriedad de los espacios o de las composiciones. Lo ideal será establecer el propósito para seleccionar los matices ideales.

Gris y amarillo

La combinación entre amarillo y gris es una buena opción. Cualquiera de sus matices comparten la armonía y transmiten calidez.  Esta mezcla permite la intervención de un tercer tono para dar un punto de tensión a la composición, evitando que todo sea muy plano. Recuerda que las tonalidades de acuerdo a la superficie ofrecen una textura diferente que puede ser muy beneficioso.

Colores que combinan con gris

Gris y beige

En contraste entre gris y el beige proporciona un buen equilibrio en los espacios. Solo hay que ser selectivos entre los matices y tonalidades e cada uno, siempre involucrando elementos de texturas naturales como el color de la madera o el verdor de las plantas. Esta tríada provee de calidez a los espacios, mientras la iluminación amarilla acentúa el carácter íntimo del lugar.

Gris y el púrpura

Purpura, violeta o morado, en combinación con cualquiera de las tonalidades del gris, es una alegoría a la opulencia, a la elegancia. Las texturas de los materiales pueden reafirmar estas características. La presencia de los tonos metalizados como el plata resulta el complemento perfecto para la tríada entre estos colores.

Como puedes ver, el gris el tono más amable y versátil cuando se trata de combinar. Te permite una infinidad de posibilidades siempre a favor del espacio, la iluminación y al protagonismo de los elementos que le acompañan. Antes de tomar una decisión en cuanto a combinar este color, selecciona tu carta de colores y atrévete a innovar, rompiendo el falso mito que hacen  del gris un color aburrido y triste.

Por Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies